Lunes 15 DE Octubre DE 2018
Mundo

El Salvador: Piden agilizar proceso por asesinato de Óscar Romero 

Una manifestación por las calles de San Salvador marchó hacia los tribunales capitalinos para exigir un pronto juicio en contra de los implicados en el asesinato de Óscar Romero, quien el próximo domingo será canonizado por el Vaticano, en Roma.

Fecha de publicación: 10-10-18
Manifestantes portan una imagen de Monseñor Romero, asesinado en 1980. FOTO: AFP/MARVIN RECINOS Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

Los manifestantes, miembros de comunidades católicas y de organizaciones de derechos humanos, exigieron a la justicia que se agilice el proceso de investigación.

“No debe de admitirse ninguna excusa por falta de presupuesto o de personal o ninguna otra excusa que impida la investigación de un crimen atroz, de lesa humanidad, un magnicidio del que somos víctimas los salvadoreños”, dijo Carlos Rodríguez, procurador adjunto de Derechos Civiles e Individuales de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

Los manifestantes también exigieron al Tribunal Cuarto de Instrucción de San Salvador, cumplir su obligación de proteger los derechos de las víctimas, impulsar una investigación eficiente y colaborar con las autoridades pertinentes.

El 23 de marzo de 2017, la organización Tutela Legal y la Concertación “Monseñor Óscar Arnulfo Romero” solicitaron al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador la reapertura del magnicidio de Romero, ocurrido el 24 de marzo de 1980.

La petición se ampara en la declaración de inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía de 1993, que la Sala de lo Constitucional derogó el 13 de julio de 2016.

En el año 2000, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un informe en que condenó al Estado salvadoreño por el no esclarecimiento del asesinato de Romero y por no garantizar la justa reparación de las víctimas a través de un proceso judicial adecuado.

Romero será canonizado el próximo domingo 14 de octubre por el papa Francisco en una ceremonia a realizarse en la Plaza San Pedro en el Vaticano.

Romero, beato de la Iglesia Católica desde mayo de 2015, fue asesinato por un francotirador. Tenía 62 años de edad y sus adversarios de la extrema derecha salvadoreña lo acusaban de ser un “cura comunista” por denunciar frecuentemente las violaciones a los derechos humanos.

Antes de ser beatificado, el Vaticano lo declaró Mártir de la Iglesia Católica y determinó que su asesinato fue por “odio a la fe”, en una confabulación ordenada por el militar extremista ya fallecido Roberto d’Aubuisson.

Etiquetas: