Lunes 15 DE Octubre DE 2018
Nación

Ligorría también habría operado como lobista de Ángel Pérez Maura

El exembajador guatemalteco fue contratado para bloquear la investigación y extradición del empresario naviero, Ángel Pérez Maura.

 

 

Fecha de publicación: 11-10-18
Pérez Maura expropietario de TCQ habría pagado US$30 millones en sobornos a Otto Pérez Molina y a Roxana Baldetti. Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 

En España avanza la investigación que determinará si el expropietario de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), Ángel Pérez Maura pagó al excomisionario José Manuel Villarejo para que desde abril de 2016 utilizara sus influencias para bloquear la extradición del empresario español a Guatemala. Los detalles de esta investigación han sido revelados por el medio de comunicación digital El Confidencial y en su más reciente publicación da a conocer sobre el lobista que Pérez Maura contrató para influir en la justicia guatemalteca.

 

Según El Confidencial, el lobista es el exembajador de Guatemala en Washington DC, Julio Ligorría, quien desde 2013 a 2015 habría tratado de bloquear cualquier investigación que podría afectar a Pérez Maura, ya que desde esa época se empezó a cuestionar el usufructo de los terrenos que sirvieron para instalar TCQ.

 

Los datos revelados indican que después de que se dio a conocer la orden de extradición de Pérez Maura por supuestamente emitir US$30 millones en sobornos a favor de Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, el exdiplomático se reunió en varias ocasiones con el empresario español para trazar la estrategia para salvar de la justicia y un mal negocio en Guatemala a uno de los hombres más millonarios de España.

 

Arrestados

 

Pero los operadores de Pérez Maura empezaron a caer, porque al igual que el excomisario, Julio Ligorría también se encontraba bajo investigación. En julio de 2017, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidieron la extradición de Ligorría a España, quien fue señalado de lavado de dinero y financiamiento electoral ilícito.

 

El exgerente de Telgua, Julio Carlos Porras Zadik, dijo en prueba anticipada que esa empresa hizo pagos al Partido Patriota (PP) a través de 12 cheques y 20 facturas a seis empresas.

 

Porras Zadik confesó que los recursos fueron entregados como parte de una estrategia político comercial diseñada por el exembajador de Guatemala en Washington DC, para resolver el litigio.

 

Pese a su captura, la Audiencia Nacional de España rechazó la extradición de Ligorría, porque en el derecho español el delito que se le señala al exfuncionario del PP no es considerado como lavado de dinero.

 

Escándalo en el Gobierno español

 

La situación judicial del empresario naviero Ángel Pérez Maura generó el primer escándalo del gobierno del socialista, Pedro Sánchez, quien asumió en julio a la presidencia de ese país. Esto debido a que una de las personas señaladas de evitar la extradición del empresario en 2016, sería la ministra de Justicia Dolores Delgado, quien en esa época era fiscal de la Audiencia Nacional y debido a la cercanía con la jurista, se habrían contratado los servicios del despacho del exjuez, Baltasar Garzón.

 

Etiquetas: