Lunes 15 DE Octubre DE 2018
Opinión

¿Justicia electoral selectiva?

— editorial
Más noticias que te pueden interesar

Recientemente, el director del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Leopoldo Guerra, anunció que se había iniciado el proceso de cancelación de los partidos Unión del Cambio Nacional (UCN) y Encuentro por Guatemala (EG), a raíz de distintos hallazgos detectados en sus estados financieros y de una solicitud formulada por el Ministerio Público (MP), por financiamiento electoral ilícito, respectivamente.

El Registro de Ciudadanos del TSE también está substanciando el proceso de cancelación del partido Gran Alianza Nacional (Gana), por supuesto financiamiento electoral ilícito.

En dicho Registro también se ha abierto proceso sancionador contra los partidos Compromiso Renovación y Orden (Creo), Visión con Valores (Viva), Partido de Avanzada Nacional (PAN), Todos, Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y Convergencia, por diferentes hallazgos detectados.

En todo caso, cabe advertir que el Artículo 21, párrafo primero, de la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) dispone que corresponde al TSE el control y fiscalización de los fondos públicos y privados que reciban las organizaciones políticas para el financiamiento de sus actividades permanentes y de campaña.

Por otro lado, el Artículo 21, literal e) del párrafo cuarto, de la LEPP disponía (antes de la reforma de la LEPP de 2016) que para el financiamiento de los partidos y de las campañas electorales debía observarse que: “(…) e) El límite máximo de gastos de la campaña electoral será a razón del equivalente en quetzales de un dólar de los EE. UU., por ciudadano empadronado hasta el 31 de diciembre del año anterior a las elecciones (…)”. Este precepto estuvo vigente durante los procesos electorales celebrados en 2011 y 2015.

El límite de gastos de campaña para el pasado proceso electoral (2015) fue fijado por el TSE en Q58 millones 200 mil para cada partido que estuvo en la contienda. Entre los gastos en propaganda anticipada y los realizados después de la convocatoria a elecciones, los partidos Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), PP y Lider se excedieron del referido límite máximo de gastos. Casualmente, estos partidos también se excedieron del límite de gastos durante el proceso electoral de 2011.

En todo caso, cabe recordar que, en 2016, la CICIG denunció públicamente que los partidos UNE y FCN-Nación eran responsables de financiamiento electoral ilícito, por lo que, al igual que está ocurriendo con los partidos EG, FCN-Nación y GANA, procede que el MP solicite al TSE la cancelación del partido UNE. Por otro lado, procede que el TSE, con apego al Artículo 21 ter, literal k), de la LEPP, cancele los partidos UNE y FCN-Nación, por infracción del límite máximo de gastos de campaña, además de por financiamiento electoral ilícito.

Sin embargo, según informaciones de prensa, el Registro de Ciudadanos del TSE y la actual magistratura del TSE exoneraron de responsabilidad al partido UNE y se disponen, con celo y rigor, a cancelar otros partidos (Gana, FCN-Nación y EG), lo que ha generado repudio entre la opinión pública. ¿Justicia electoral selectiva?

A la fecha, el TSE ha cancelado los partidos Libertad Democrática Renovada (Lider), Corazón Nueva Nación (CNN) y Patriota (PP).

Etiquetas: