Lunes 22 DE Octubre DE 2018
Opinión

El Día de la Hispanidad y Occidente

¡Salud, Colón!

— Luis Figueroa
Más noticias que te pueden interesar

 

Cuando yo era niño a la celebración de hoy se le llamaba el Día de la Raza y ahora es el Día de la Hispanidad o Día de Colón. ¿Por qué me gusta esta fiesta? Porque pienso que es apropiada para celebrar la civilización occidental. La civilización que ha crecido alrededor de Aristóteles, Francisco de Vittoria, Galileo Galilei, John Locke, Charles Darwin, Thomas Edison, Ayn Rand, Steven Jobs y Bill Gates, entre muchos otros.

¿Qué es Occidente? Pues los derechos individuales, la racionalidad y el método científico, Esas son aportaciones maravillosas de la civilización occidental.

Cuando pienso en los primeros, pienso que junto a la calle Guatemala, en la ciudad de México, se halla el “tzompantli” de Tenochtitlán. ¿Y qué es eso?, vas a preguntar. Pues un “tzompantli” era un altar donde se ponían, a la vista de todos, las cabezas sanguinolentas de los cautivos sacrificados, incluidos niños, para honrar a los dioses. Occidente acabó con los sacrificios humanos. Pienso, también, en las mujeres que los poderosos del Caribe, de Mesoamérica y Suramérica les obsequiaban a los conquistadores junto con otras “cosas”. Occidente acabó con la práctica de regalar mujeres como quien regala chompipes. Ah, es cierto que la conquista trajo sus males, y algunos muy malos. Pero piensa en los sacrificados y en las mujeres que dejaron de ser cosas. Es cierto que hubo formas de servidumbre, y seguramente formas crueles; pero las ideas de Occidente llevaron a la prohibición de la esclavitud. Es casi seguro que, en la historia de la humanidad, ninguna potencia bélica había prohibido esclavizar a los vencidos. Fue un largo proceso de prueba y error; pero ya había esclavitud antes de que vinieran los españoles con esas ideas tan raras acerca de la dignidad de las personas.

En estas fechas te recomiendo un librazo: La cruzada del océano, por J. J. Esparza. Descontado un su olorcillo místico, aquel libro e Imperios del mundo atlántico, de J. H. Elliott ayudan mucho a entender la naturaleza de la que, por mucho, es la mayor aventura y proezas que haya emprendido pueblo alguno. ¡Salud, Colón!

Y de paso, ¿viste que hay de nuevo en luisfi61.com?

Etiquetas: